Crostini de champiñones

Este crostini de cebolla caramelizada y champiñones es un entremés sencillo pero elegante, perfecto para cuando quieras impresionar a tus invitados.

Los crostini suenan muy elegantes, pero en realidad son un aperitivo o tentempié muy sencillo de preparar. Todo lo que necesitas es una baguette crujiente para hacer tostadas que tardan 10 minutos en hornearse. El pan tostado se cubre con una variedad de sabrosos ingredientes.

Estos crostini ofrecen a los invitados una deliciosa opción vegetariana: cebollas caramelizadas, champiñones salteados y queso de cabra a las hierbas. Una combinación salada y dulce de verduras sobre una crema para untar y un pan crujiente que desaparecerá rápidamente.

Es una gran opción cuando quieres hacer muchas porciones con el mínimo esfuerzo. Además, las opciones de cobertura son infinitas. Incluso puedes preparar los componentes con antelación y montarlos, servirlos y disfrutarlos cuando quieras.

Tostar el pan para los crostini

Se trata de un entrante manual de dos o tres bocados. Las baguettes finas son mi mejor elección, ya que aguantan bien después de ser tostadas y tienen una textura ligera y crujiente. Córtalas en rodajas de 1 cm de grosor y úntalas con aceite de oliva virgen extra de alta calidad por ambos lados.

El aceite hace crujir el pan cuando se hornea y le añade un agradable sabor terroso y afrutado. El pan sólo tarda unos diez minutos en tostarse. La superficie debe estar ligeramente dorada pero no completamente seca y quebradiza como los picatostes.

¿Por qué caramelizar las cebollas?

Me gusta caramelizar las cebollas para darle una capa de sabor al crostini. Agrego una pequeña cantidad de azúcar moreno para iniciar el proceso de caramelización de las cebollas en aceite de oliva y mantequilla.

Con un poco de paciencia, las cebollas se ablandarán, se volverán translúcidas y luego tendrán un color dorado. Los azúcares naturales de la verdura salen a la superficie, añadiendo un sutil dulzor. Este esfuerzo adicional tiene un gran impacto en el sabor.

Los champiñones

Los champiñones marrones, como los cremini o los baby bella, son estupendos para cocinarlos porque mantienen bien su forma, en lugar de encogerse en trozos diminutos. Yo los salteo para concentrar su sabor terroso y sabroso.

Añade una pequeña cantidad de salsa de soja para reforzar el sabor de las setas. Un chorrito de vinagre balsámico añade algo de acidez, lo que da brillo a las setas y proporciona un toque de dulzura.

Prepara una crema de queso de cabra para untar

Para complementar las tiernas rebanadas de champiñones y las cebollas caramelizadas, haz una pasta de queso de cabra ácida y cremosa. Me gusta mantenerlo suave para no quitarle protagonismo a la cobertura de verduras.

Tiene cuatro ingredientes: queso de cabra suave, cebollino fresco picado y cebolla y ajo en polvo. Eso es todo. También es un buen aderezo para las galletas, también me gusta para añadir un poco sobre los huevos revueltos para el desayuno.

Cómo montar los crostini

Justo antes de servir el crostini, unta una fina capa de queso de cabra para untar sobre la tostada. El queso también crea una barrera, de modo que la tostada no se empapa.

Añade algunos de los champiñones y cebollas calientes por encima, y adorna con pimienta negra recién molida y cebollino picado. Las tostadas saben mejor cuando se disfrutan antes de una hora después de haberlas cubierto.

Cambios y sustituciones de ingredientes

Si quieres cambiar el sabor de los crostini, prueba estas opciones de setas, queso y hierbas.

Utiliza una mezcla de setas como las marrones, las blancas y las secas para obtener una variedad de sabores de setas.

El queso de cabra puede cambiarse por queso crema, feta batido o mascarpone.

Añade otras hierbas frescas al queso para untar, como eneldo picado, albahaca, perejil u orégano.

En vez de setas troceadas puedes sustituirlas por una suave y deliciosa salsa o crema, prueba esta salsa de champiñones de Martín Berasategui que es todo un espectáculo.

Instrucciones de conservación

Las tostadas se pueden hacer hasta con cinco días de antelación. Guárdalas en un recipiente hermético y déjalas en la encimera. Puedes congelarlas hasta un mes. Deja que se descongelen en la encimera de la cocina antes de cubrirlas.

Los crostini pueden montarse hasta con dos horas de antelación y refrigerarse hasta el momento de servirlos. Sin embargo, no esperes más o las tostadas se pondrán blandas.

Ingredientes

1 baguette, cortada en rebanadas de 1 cm
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, más para untar
1 cucharada de mantequilla sin sal
1/2 cucharadita de azúcar moreno
1/2 cucharadita de sal
2 cebollas amarillas medianas (3 tazas), cortadas en rodajas
Champiñones cremini o baby bella, cortados en rodajas
2 cucharaditas de ajo picado
1 cucharadita de vinagre balsámico
1 cucharadita de salsa de soja
1/4 de cucharadita de pimienta negra, más para decorar
Queso de cabra
1 cucharada de cebollino en rodajas y más para decorar
1/2 cucharadita de ajo en polvo
1/2 cucharadita de cebolla en polvo

Elaboración

  1. Precalienta el horno: Coloca la rejilla del horno en la posición media. Calienta el horno a 350º
  2. Tuesta las rebanadas de pan en el horno: Con una brocha de pastelería, pincela ambos lados de las rebanadas de pan con 2 cucharadas de aceite de oliva o más según sea necesario. Colócalas en una sola capa en una bandeja para hornear con borde.Hornea hasta que estén secas, ligeramente doradas y crujientes, unos 10 minutos. Dale la vuelta al pan a mitad de horneado. Deja enfriar en la bandeja.
  3. Carameliza las cebollas: Calentar una sartén grande a fuego medio-alto. Añadir la cucharada restante de aceite de oliva, la mantequilla, el azúcar moreno y 1/4 de cucharadita de sal y remover para combinar. Añadir inmediatamente las cebollas y remover para cubrirlas.Cocinar, removiendo con frecuencia, hasta que las cebollas empiecen a ablandarse y se doren ligeramente, unos 5 minutos. Reduce el fuego a medio y cocine las cebollas, removiendo frecuentemente, hasta que se caramelicen, de 10 a 12 minutos.
  4. Saltear los champiñones:Añadir los champiñones cortados y cocinar hasta que estén tiernos, removiendo frecuentemente, unos 5 minutos.Añadir el ajo y saltear hasta que esté dorado, aproximadamente unos 30 segundos.Añade el vinagre balsámico, la salsa de soja, el 1/4 de cucharadita de sal restante y la pimienta negra. Saltea durante 1 minuto. Sazona al gusto con más sal y pimienta. Reservar.
  5. Mezclar el queso para untar:En un tazón mediano, mezcla el queso de cabra, el cebollino, el ajo en polvo y la cebolla en polvo. Cubre con papel plástico y refrigera si no lo vas a usar inmediatamente.

icono1Encuentra más información recetas y noticias de actualidad en el Diario Qué!