Tarta de Cebolla Caramelizada con Gorgonzola, Brie y Estragón

Crujiente tarta salada elaborada con hojaldre, cebolla caramelizada, estragón y quesos gorgonzola y brie.

Nota: El estragón es una hierba de verano también conocida como dragoncillo o hierba de dragón, pero dejándonos de Cotilleo, si no encuentras esta hierba, puedes triturar unas cuantas semillas de hinojo (media cucharadita aproximadamente) y luego espolvorearlas por encima de la tarta. También puedes cubrirla con unas cuentas hojas de hinojo fresco picado, una vez que la tarta la hayas sacado del horno.

Ingredientes

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

4 tazas de cebollas cortadas de raíz a punta en rodajas (unas 2 o 3 cebollas medianas)

1 cucharada de azúcar moreno

2 cucharadas de vinagre balsámico

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de pimienta

1 hoja de hojaldre congelado, descongelado un par de horas en la nevera

2 medallones de queso brie refrigerado, sin corteza y cortado en dados

2 medallones de queso Gorgonzola u otro queso azul, cortado en dados

2 cucharadas de estragón fresco picado

Elaboración

  1. Caramelizar las cebollas:Calentar el aceite en una sartén grande y profunda a fuego medio-alto. Añadir las cebollas y cocinarlas durante unos 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse. Añade el azúcar, la vinagre, la sal y la pimienta.

    Reduzca el fuego y cocine suavemente, sin tapar, durante 20-25 minutos o hasta que esté bien caramelizada. Añadir un poco de agua si parece que las cebollas empiezan a secarse. Enfriar.

  2. Enrolla la masa en un rectángulo:Coloca la masa en una bandeja para hornear forrada con papel aluminio. Pincha con un tenedor por toda la masa para evitar que la masa forme grandes burbujas mientras se hornea.
  3. Extiende las cebollas sobre el hojaldre, hasta los bordes del mismo. Pon un poco de queso. Espolvorea con estragón:Refrigerar si no se hornea inmediatamente.

  4. Hornea en un horno precalentado a 400°:durante 18 a 20 minutos o hasta que el queso se encuentre derretido y la masa ya esté bien crujiente. Deja enfriar durante 5 minutos. Cortar en cuñas o cuadrados y disfrutar.

Si eres más de dulce puedes cambiar el relleno anterior por Nutella, esta receta de hojaldre con Nutella será perfecta para los amantes del chocolate, entre los que me incluyo.