Patatas calientes con salmón ahumado

Esta versión de las patatas calientes, crujientes y asadas, está cubierta con salmón ahumado inspirado en los bagels, cebollas rojas y alcaparras. Es un aperitivo único y delicioso.

Cómo cocinar las patatas calientes con salmón ahumado

Las patatas se cocinan primero enteras hasta que estén tiernas, pero mantengan su forma. (El tiempo de asado en el horno sirve más para que queden crujientes, no para cocinarlas).

Hervir y escurrir: Poner las patatas en una olla llena de agua suficiente para cubrirlas al menos con un centímetro de agua. Hervir de 15 a 20 minutos hasta que se puedan pinchar fácilmente las patatas con un tenedor o un cuchillo de pelar. Retira todas las patatas del fuego y escúrrelas con un colador en el fregadero.

Olla instantánea: Puedes cocer las patatas al vapor en una olla instantánea. Vierte seguidamente una taza de agua en la olla y coloca una cesta para vapor con todas las patatas en su interior. Cocina las patatas durante 5 minutos a alta presión, con una rápida de presión.

Olla de vapor: Vierte un cuarto de litro de agua en una olla de vapor y colócala a fuego alto. Cuando el agua rompa a hervir, añada las patatas a la cesta de cocción al vapor, tape la olla y cocine al vapor de 15 a 20 minutos hasta que puedas pinchar las patatas muy fácil con un cuchillo de pelar o un tenedor.

Los aderezos

Para los aderezos, puedes elegir: queso crema, salmón ahumado, cebolla roja picada o alcaparras.

También puedes añadir pepinos cortados en dados, una ramita de eneldo, brotes de trébol, o cualquier cosa que te guste.

Sírvelas crujientes

Siempre que las sirvas, asegúrate de que estén calientes o acaben de alcanzar la temperatura ambiente; cuanto más frescas estén, mejor será el contraste entre las patatas crujientes y el queso fresco y el salmón.

Sugiero servir las patatas calientes con vino blanco espumoso o cócteles de champán, como parte de un aperitivo o solas. Son apropiadas para cualquier momento del día, desde un brunch hasta una reunión nocturna.

Planificar con antelación

¿Necesita planificar con antelación? Cocina y aplasta las patatas, pero no las hornees hasta que estés listo para servirlas. Refrigera las patatas machacadas sin hornear en un recipiente hermético hasta un día.

Ingredientes

Para las patatas
1 1/2 kilo de patatas doradas pequeñas
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta negra, recién molida

Para las cobertura
200 gramos de queso crema batido
150 gramos de salmón ahumado en caliente o en frío
1/4 de taza de cebolla roja, cortada en finos dados
2 cucharadas de alcaparras escurridas

Elaboración

  1. Cocer las patatas: En una olla mediana, añada las patatas y suficiente agua para cubrirlas al menos 1 centímetro. Poner la olla en el fuego alto.Cuando el agua rompa a hervir, reduce el fuego a medio y cocina sin tapar durante unos 15 ó 20 minutos hasta que puedas pinchar las patatas fácilmente con un tenedor o un cuchillo de pelar.Retirar las patatas del fuego y escurrirlas en un colador sobre el fregadero.

  2. Mientras tanto, precalienta el horno: Precalentar el horno a 425ºF. Forra una bandeja grande para hornear con papel de alumio.
  3. Aplasta las patatas: Mientras las patatas están todavía calientes, utiliza la parte inferior de un vaso, una taza de medir u otro objeto de fondo plano para aplastarlas hasta que tengan un grosor de 1/2 centímetro.No aplaste la patata tanto como para que se separe por completo; lo quese  pretende es crear rondas de aproximadamente 2 centímetros, que servirán de base para los aderezos.Si alguna patata se rompe o se separa, utiliza las manos para volver a aplastarla.

  4. Sazona las patatas: Rocia las patatas machacadas con 1 cucharada de aceite de oliva, y espolvorea con 1/4 de cucharadita de sal y 1/8 de cucharadita de pimienta negra.Con una espátula, da la vuelta a las patatas y sazónrlas con el resto del aceite de oliva, la sal y la pimienta negra.
  5. Hornea las patatas: Hornea las patatas de 20 a 25 minutos hasta que estén crujientes y doradas por los bordes.
  6. Enfriar y cubrir las patatas: Deja que las patatas se enfríen durante unos 15 minutos en la bandeja del horno.Cubre cada una de las patatas con una cucharadita de queso crema muy batido. Cubre la crema de queso con un trozo pequeño de salmón ahumado, una pizca de cebolla roja y unas cuantas alcaparras.
  7. Servir :Pasa las patatas a una fuente de servir. Servir de inmediato.

icono1No todo en la vida son recetas, distráete con las últimas noticias del motor en Motor16.com