Aperitivos Fríos. Entrantes Fríos, Fáciles y Originales

Aperitivos Fríos

Tanto si estás planeando una reunión informal en casa como si necesitas una idea refrescante para un picnic al aire libre, los Aperitivos Fríos son la opción perfecta. Estas delicias ligeras y sabrosas no solo son fáciles de preparar, sino que también te mantienen fresco durante los días calurosos de verano. En este artículo, te presentamos una selección de recetas de aperitivos fríos que seguramente se convertirán en tus favoritos.

Aperitivos Fríos

Aperitivos Fríos: Tapas y Aperitivos Fríos

Los aperitivos fríos son una excelente opción para refrescarte y disfrutar de deliciosos sabores durante el verano. Ya sea que optes por rollitos de verano, canapés de salmón ahumado, gazpachos, rollitos de lechuga o una tabla de quesos fríos, estas recetas seguramente satisfarán tus papilas gustativas y las de tus invitados.

Rollitos de Verano:

Una de las opciones más populares para los aperitivos fríos son los rollitos de verano. Estos rollitos de origen vietnamita son ligeros, frescos y muy versátiles. Puedes rellenarlos con una variedad de ingredientes, como camarones, pollo a la parrilla, verduras crujientes y hierbas aromáticas. Acompáñalos con una salsa de maní o una salsa agridulce para obtener un sabor extra delicioso.

Canapés de Salmón Ahumado:

Si prefieres algo más elegante, prueba con los canapés de salmón ahumado. Estos bocados sofisticados son muy sencillos de hacer y siempre impresionan a los invitados. Unta un poco de queso crema en rebanadas de pan de centeno o blinis, y luego agrega una fina capa de salmón ahumado encima. Decora con eneldo fresco y un toque de jugo de limón para realzar los sabores.

Gazpacho:

Otra opción refrescante son los gazpachos. Estas sopas frías de origen español son ideales para los días calurosos. Puedes preparar un gazpacho clásico de tomate con pepino, pimiento y aceite de oliva, o experimentar con otras variantes, como el gazpacho de sandía o el de remolacha. Sirve estas sopas en vasos pequeños o tazones individuales, y decóralas con un chorrito de aceite de oliva y trocitos de verduras frescas.

Rollitos de Lechuga:

Si te gustan los sabores asiáticos, los rollitos de lechuga son una excelente opción. Estos aperitivos saludables y bajos en calorías consisten en envolver una variedad de ingredientes en hojas de lechuga, como carne de res marinada, tofu a la parrilla, zanahorias ralladas y fideos de arroz. Acompáñalos con una salsa de soja baja en sodio o una salsa de maní picante para darles un toque extra de sabor.

Tabla de Quesos Fría:

Para los amantes del queso, una tabla de quesos fríos es siempre una apuesta segura. Selecciona una variedad de quesos, como brie, camembert, gouda y cheddar, y sírvelos con una selección de frutas frescas, como uvas, rodajas de manzana o pera. Añade algunos frutos secos y galletas saladas para completar el conjunto. Esta opción es perfecta para compartir y disfrutar de una experiencia gourmet.

Bruschetta de tomate y albahaca:

Tuesta rebanadas de baguette y úntalas con un poco de aceite de oliva. Cubre con rodajas de tomate fresco, hojas de albahaca y un toque de sal y pimienta. ¡Una combinación clásica y refrescante!.

Ceviche de pescado:

Corta filetes de pescado blanco en cubos pequeños y marínalos en jugo de limón fresco durante al menos 30 minutos. Agrega cebolla morada picada, tomate, cilantro y un toque de ají picante si te gusta el picante. Sirve con nachos o tostadas.

Tzatziki griego:

Mezcla yogur griego, pepino rallado, ajo picado, eneldo fresco picado, jugo de limón, sal y pimienta. Sirve con palitos de verduras frescas, como zanahorias, apio y pepino, o con pan de pita cortado en triángulos.

Ensalada de aguacate y camarones:

Combina camarones cocidos y pelados con aguacate en cubos, tomate picado, cebolla roja picada, cilantro y jugo de limón. Aliña con aceite de oliva, sal y pimienta. Sirve en copas de cóctel para una presentación elegante.

Pinchos caprese:

Ensarta en palitos de brocheta tomates cherry, bolitas de mozzarella y hojas de albahaca fresca. Rocía con un poco de aceite de oliva y vinagre balsámico. Estos pinchos son rápidos de hacer y siempre son un éxito.

Guacamole casero:

Machaca aguacates maduros con jugo de limón, tomate picado, cebolla roja picada, cilantro fresco, jalapeño picado (opcional) y sal. Sirve la salsa guacamole con totopos o chips de tortilla.

Ensalada de quinoa y verduras:

Cocina quinoa según las instrucciones del paquete y deja enfriar. Mezcla con pepino en cubos, tomate picado, pimiento rojo picado, cebolla morada picada, hojas de menta fresca picada y aceitunas negras en rodajas. Aliña con aceite de oliva, jugo de limón, sal y pimienta.

Rollitos de jamón y espárragos:

Extiende rebanadas de jamón y coloca un espárrago cocido en el extremo de cada una. Enróllalos y asegúralos con palillos. Sirve como aperitivo elegante y ligero.

Salsa de yogur y hierbas:

Mezcla yogur natural, jugo de limón, ajo picado, eneldo fresco picado, perejil fresco picado, sal y pimienta. Sirve como dip para vegetales crujientes o como aderezo para ensaladas.

Sopa fría de pepino y yogur:

Licúa pepinos pelados y picados con yogur griego, jugo de limón.

Rollitos de pepino rellenos:

Corta un pepino en rodajas finas y úsalas como base para tus rollitos. Rellénalos con ingredientes como queso crema, salmón ahumado, zanahorias ralladas o aguacate en rodajas. Enróllalos y sujétalos con palillos antes de servir.

Bolas de melón envueltas en jamón:

Corta melón en bolas o en cubos pequeños. Envuelve cada pieza con una rebanada delgada de jamón serrano o prosciutto. Puedes añadir una hoja de albahaca fresca o un trozo de queso feta para darles un toque extra de sabor.

Tostadas de higos y queso de cabra:

Tuesta rebanadas de baguette y úntalas con queso de cabra suave. Añade rodajas de higo fresco y decora con un poco de miel y nueces picadas. Estas tostadas dulces y saladas son una delicia para el paladar.

Gazpacho de sandía:

En una licuadora, mezcla sandía picada, pepino pelado y picado, pimiento rojo picado, cebolla roja picada, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta. Licúa hasta obtener una textura suave y luego refrigera. Sirve esta refrescante sopa fría en vasos pequeños y adorna con hojas de menta.

Sushi de vegetales:

Prepara rollos de sushi utilizando láminas de alga nori, arroz de sushi cocido y una variedad de vegetales cortados en tiras delgadas, como pepino, zanahoria, aguacate y pimiento. Sirve los rollos cortados en pequeños bocados y acompáñalos con salsa de soja y wasabi.

En resumen, prueba estas ideas de entrantes en tu próxima reunión y sorprende a todos con aperitivos fríos irresistibles. ¡Bon appétit!.

flechaEncuentra más información en www.pinterest.es/canapesrecetascom

Contenido

Recetas que te pueden interesar...